CHISMES

Loading...

Laura Acuña tuvo Problemas con una de sus Protesis

La modelo bumanguesa sintió mucho dolor tras sufrir un problema en su seno izquierdo.
Dolor sí hubo y también un problema con una prótesis, pero el asunto fue distinto y la misma Laura nos lo contó.
Un dolor impresionante en su seno izquierdo, eso fue lo que comenzó a sentir hace un par de semanas la presentadora Laura Acuña.
Y, por supuesto, aunque ella se practicaba rigurosamente el autoexamen, no dejó de sentir cierto susto que la hizo inmediatamente acudir al médico.
La noticia que nos llegó es que a la bumanguesa se le había estallado una de las prótesis. Según ella misma nos contó, lo suyo fue una complicación llamada seroma, que consiste en la acumulación de líquido que no solo se vuelve molesta sino que duele y si no se trata de inmediato puede ser peligrosa.
“El dolor era impresionante. Yo tengo mis prótesis desde hace 8 años y no había tenido problemas hasta ahora”, dice. Después de asistir a consulta, le diagnosticaron un seroma.
Según nos contó, le hicieron una pequeñísima incisión por la que introdujeron una especie de manguerita para que el líquido allí almacenado pudiera drenar. Claro, esta es la manera coloquial de explicar este procedimiento. ”
Tenía el líquido equivalente a una gaseosa personal. Me pesaba y me dolía mucho, pero mucho”. Una semana estuvo Laura en tranquilidad absoluta para evitar complicaciones. Durante esos días también estuvo alejada de la presentación.
elenco consultó al cirujano Ricardo Lancheros, quien explicó que “el seroma se presenta cuando hay una ruptura de la cápsula de la prótesis y el líquido causa una infección”. Sin embargo, aclara que no es un problema frecuente.
El especialista insiste en la necesidad de detección a tiempo, para evitar comprometer otros órganos o en el peor de los casos la vida del paciente. “La enseñanza más grande es que no basta el autoexamen -explica Laura-. Es importante tomarse por lo menos cada año una mamografía que nos permita ver cómo están las cosas, descartar posibilidades y solucionar a tiempo cualquier problema”.
Ella lo dice con convicción, sobre todo porque asegura que nunca ha tenido problemas con los implantes y justamente a eso se debía que llevara bastante tiempo sin realizarse un examen a profundidad o una simple mamografía.