CHISMES

Loading...

Entrevista a la Diva Colombiana Amparo Grisales:

A pesar de las críticas del público y de sus discusiones con sus compañeros, la diva de divas colombiana se declara feliz con su faceta de jurado de Yo me llamo.
Si fuera una de las participantes, ¿Cómo se llamaría?
Si no fuera Amparo Grisales, si fuera una persona anónima, una participante normal y contara con el talento para hacerlo, me llamaría Barbra Streisand: la más, la voz más grande que ha dado el mundo.
¿Cuál ha sido la mejor imitación que ha hecho en la vida?
Nunca he imitado a nadie. Soy actriz, no soy imitadora, y como actriz lo que hago es recrear los personajes.
¿Quién imita a Amparo Grisales?
Todos los imitadores tratan…
¿Cómo sería su doble?
Sería yo misma porque no tengo doble. Soy inimitable.
¿Qué se siente estar todas las noches entre Jairo y Luz Amparo?
Me siento jugando entre energías y buscando buena química, aunque no siempre se logre.
¿Y qué siente al tener enfrente a Ernesto Calzadilla?
Verlo es un verdadero estímulo para los sentidos.
¿Qué es lo más difícil de ser jurado de Yo me llamo?
Tener contento a todo el mundo.
¿Qué es lo que más le divierte del programa?
La controversia y la polémica que se crea alrededor de mis opiniones y de las calificaciones de nosotros, los jurados.
De los artistas reales que están representados en el programa, ¿Cuál es el más cercano a su corazón?
Nino Bravo y Ana Gabriel. Nino porque me impactó su muerte. Me acuerdo que cuando estaba en el colegio, en primaria, me enteré de que había fallecido en un accidente automovilístico y eso me marcó. Y Ana Gabriel porque son muchos los recuerdos bonitos que tengo cantando sus canciones, como cuando viví en méxico.
¿Qué piensa cuando se mira al espejo?
El espejo me dice que me veo muy bien, que ha valido la pena tanta disciplina.
¿Qué comentarios ha recibido en la calle a raíz de Yo me llamo?
La acogida ha sido impresionante. Me siento como una estrella de rock. La gente comenta de mis pintas, de mis peinados, de mi dureza con algunos participantes, pero la gente tiene que entender que yo asumo un rol. De todas maneras, les encantan mis comentarios, dicen que yo les pongo picante, me dan mucho crédito. Creo que mis 40 años de carrera no se improvisan, y como hace rato no me veían en TV, están felices porque me tienen todas las noches en Caracol.
¿Volvería a subirse a un escenario a cantar?
Claro de hecho lo hago en mi obra de teatro, que se llena siempre. El público juvenil no reconoce que yo hice una carrera como cantante. Yo no tengo que andarme justificando con la gente que dice que yo no sé nada de música. Yo soy actriz de academia de bellas artes y lógico que aprendí música, de hecho ese fue mi primer roce artístico. Y tan bien me fue cantando que participé en el musical Juan Rulfo. En Doña Flor y sus dos maridos bailaba y cantaba en vivo con 38 bailarines. También canté en El gallo de oro y en Tuyo es mi corazón, así que el canto lo tengo como herramienta de mi actuación. Una actriz debe saber cantar, bailar y tirarse de paracaídas, debe estar preparada para todo.
“Si te gusta tu artista, te va a gustar el doble”, ese es el lema de Yo me llamo. ¿Cuál es el de Amparo Grisales?
“Cuando soy buena, soy buena, y cuando soy mala, soy mejor”.